EXISTENCIA Y EFECTOS DEL CACIQUISMO


Con Motivo de la realización de las reñidas  elecciones en Estados Unidos, hoy me detenía a juzgar si el desarrollo y la maduración de las estructuras democráticas eliminaba, o simplemente  minimizaba y disimulaba los procesos que justificaban, alimentaban y mantenían activo al caciquismo; término que el diccionario de la lengua española define como “la intromisión abusiva de una persona o una autoridad en determinados asuntos valiéndose de su poder e influencia”.

 

Para las ciencias políticas este concepto se circunscribe al fenómeno del caudillismo, muy presente en Latinoamérica, en donde el caciquismo es parte de la configuración de poder que soporta todo el modelo que sustenta la existencia del caudillo.

 

El británico Alan Knight hace toda una vasta disertación sobre este fenómeno aplicado al modelo político mexicano, desarrollado por muchas décadas por el PRI; Knight determina como el caciquismo se nutre de múltiples sistemas de clientelismo, gobernados por jerarquías que se vinculan por nexos de reciprocidad.

 

Aunque la academia razone y delimite el fenómeno del caciquismo hoy en día al entorno inestable político de Latinoamérica y de democracias novatas en otros lugares del globo; en mi reflexión de hoy y a partir del origen semántico de la palabra caciquismo, considero que acciones como ejercer el lobby político, práctica reconocida y reglamentada en algunos países anglo sajones y europeos, además de las maniobras abusivas e inmoderadas que ejecutan en la actualidad muchas transnacionales de la minería, las finanzas y la industria sobre los estados, son sin duda todas estas actuaciones, muestras refinadas de un modelo de caciquismo global.

 

Porque cómo podemos definir acontecimientos denunciados en los mismos Estados Unidos, en donde sin pudor alguno, en empresas privadas dirigidas por fervientes seguidores de la causa republicana, coaccionaron a sus empleados para realizar donaciones de su salario con destino a la campaña del ex gobernador Romney; o que podemos pensar de la celeridad con que los gobiernos de España, Grecia, Portugal o Gran Bretaña, crean o transforman leyes para proteger a la élite dirigente, mientras postergan hasta los discusiones para crear leyes que disminuyan la pauperización de la clase media.

 

¿Si el lobby o cabildeo que es una presión  descarada sobre los funcionarios legislativos y ejecutivos, no es una forma sutil de caciquismo, entonces que es?

 

Me resultaría muy interesante que en los comentarios a esta entrada, participasen los distinguidos estudiosos de las ciencias políticas, para que nos ilustren, si no resulta pedante  y lleno de menosprecio la idea de delimitar esta práctica a los estados denominados subdesarrollados o del tercer mundo.

 

Es evidente que en una sociedad tan desigual como la colombiana, en donde la inequidad y la iniquidad hacen carrera, este fenómeno social es extremadamente notorio pues abarca todas las situaciones que vinculan al individuo con el sistema gubernativo, desde la participación electoral hasta el trabajo legislativo, también es razonable determinar que al valerse del clientelismo como herramienta que procura su existencia, y es natural que sea el combustible que nutre la desenfrenada corrupción general de la sociedad.

 

Concluyendo el caciquismo es un fenómeno vigente en diferentes niveles de manifestación en todas las sociedades humanas, presentándose ante la comunidad con elegantes variables  como el cabildeo o el lobby, pero en esencia se nutre de la debilidad moral, la codicia y la necesidad humana, alimentando de manera destacada a la corrupción, debilitando a la democracia de tal forma que puede amenazar su existencia.

 

Solo me resta invitarlos a meditar de como incuestionablemente hemos creado modelos que fundamentan el despotismo, el nepotismo, el clientelismo y la autocracia, gracias a nuestra incesante avaricia, además de la inhumana capacidad de explotar para nuestro beneficio, las necesidades de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s